Cáncer Venezuela

¿Sabes cómo prevenir el cáncer colorrectal?

Manténgase alerta ante algunos síntomas:

¿Sabes cómo prevenir el cáncer colorrectal?

El cáncer de colon y recto tienen muchas características en común por lo que frecuentemente se considera en conjunto como cáncer colorrectal.

Antes de que se origine un cáncer, usualmente se forma un crecimiento de tejido o un tumor que es un pólipo no canceroso en el revestimiento interno del colon o del recto.

Algunos pólipos (no todos) pueden transformarse en cáncer, y esto depende de la clase de pólipo. Muchas veces son asintomáticos o puede presentarse diarrea y sangre en las heces.

Los síntomas más comunes en los estadios tempranos de este tipo de cáncer incluyen:

Consulta a tu médico si presentas algún cambio en los hábitos de evacuación.

Los adultos más jóvenes pueden padecer cáncer colorrectal, aunque las probabilidades aumentan significativamente después de los 50 años de edad.

Se recomienda realizarse exámenes endoscópicos como la sigmoidoscopia y colonoscopia a partir de los 45 años, tanto mujeres como hombres.

Consejos Prácticos

Aliméntese sanamente.

Una alimentación con un alto consumo de carne roja (tal como res, cerdo, cordero o hígado) y carnes procesadas (carne de la salchicha y algunas carnes frías) pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal.

Evite cocinar a temperaturas muy altas.

Éstos métodos de cocción crean sustancias químicas tóxicas que pueden aumentar el riesgo a padecer de cáncer colorrectal.

Haga ejercicio y mantenga un peso saludable.

La actividad física de forma habitual reduce significativamente el riesgo de desarrollar cáncer. También resulta beneficiosa para combatir el sobrepeso y la obesidad, que también son factores de riesgo importantes para el cáncer.

Limite el consumo de bebidas alcohólicas.

Evite fumar.

Se ha demostrado que la exposición al tabaco de forma temprana se asocia con un aumento en el riesgo para el desarrollo de este tipo de cáncer.

Mantén el control médico periódico con tu gastroenterólogo

En el caso de diagnósticos previos como pólipos adenomatosos o enfermedad inflamatoria intestinal, ya que estas afecciones pueden determinar un mayor riesgo de cáncer colorrectal. Puede ser necesario comenzar las pruebas de detección precoz a una edad más temprana y con más frecuencia.

Lo mismo ocurre si tiene antecedentes familiares de primer grado de cáncer colorrectal o pólipos, usted debe consultar con su médico sobre este asunto.

Alrededor del 5% al 10% de las personas que padecen cáncer colorrectal presentan defectos genéticos hereditarios (mutaciones) que pueden causar síndromes de cáncer familiares y que pueden llevar a padecer la enfermedad. Estos síndromes a menudo originan el cáncer a una edad más temprana de lo común.

Consulte con su médico.